Utilizamos cookies, si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Página 2 de 9 PrimerPrimer 1234 ... ÚltimoÚltimo

Lectura Fragmentos

  1. #31
    ForoParalelo: 100tifico Avatar de Stefan vonKessel
    Registro
    29 sep, 13
    Ubicación
    XXXG-00W0
    Mensajes
    14,444
    -¡Bueno, aquí estamos al fin! - dijo Gandalf -. Aquí concluye el Camino de los Elfos que viene de Acebeda. El acebo era el signo de las gentes de este país y los plantaron aquí para señalar los límites del dominio, pues la Puerta del Oeste era utilizada para traficar con los Señores de Moria. Eran aquellos días más felices, cuando había a veces una estrecha amistad entre gentes de distintas razas, aun entre enanos y elfos.

    -El debilitamiento de esa amistad no fue culpa de los enanos -dijo Gimli.

    -Nunca oí decir que la culpa fuera de los elfos -dijo Legolas.

    -Yo oí las dos cosas -dijo Gandalf-, y no tomaré partido ahora. Pero os ruego a los dos, Legolas y Gimli, que al menos seáis amigos y que me ayudéis. Las puertas están cerradas y ocultas y cuanto más pronto las encontremos mejor. ¡La noche se acerca!

    Volviéndose hacia los otros continuó:

    -Mientras yo busco, ¿queréis todos vosotros preparamos para entrar en las Minas? Pues temo que aquí tengamos que despedirnos de nuestra buena bestia de carga. Tendremos que abandonar también mucho de lo que trajimos para protegernos del frío; no lo necesitaremos adentro, ni, espero, cuando salgamos del otro lado y bajemos hacia el sur. En cambio cada uno de nosotros tomará una parte de lo que trae el poney, especialmente comida y los odres de agua.

    -¡Pero no podemos dejar al pobre Bill en este sitio desolado, señor Gandalf! -gritó Sam, irritado y desesperado a la vez-. No lo permitiré y punto. ¡Después que ha venido tan lejos y todo lo demás!

    -Lo lamento, Sam -dijo el mago-. Pero cuando la puerta se abra, no creo que seas capaz de arrastrar a tu Bill al interior, a la larga y tenebrosa Moria. Tendrás que elegir entre Bill y tu amo.

    -Bill seguiría al señor Frodo a un antro de dragones, si yo lo llevara -protestó Sam-. Sería casi un asesinato dejarlo aquí solo con todos esos lobos alrededor.

    -Espero que sea casi un asesinato y nada más -dijo Gandalf. Puso la mano sobre la cabeza del poney y habló en voz baja-. Ve con palabras de protección y cuidado. Eres una bestia inteligente y has aprendido mucho en Rivendel. Busca los caminos donde haya pasto y llega a casa de Elrond, o a donde quieras ir.

    »¡Ya está, Sam! Tendrá tantas posibilidades como nosotros de escapar a los lobos y volver a casa.

    Sam estaba de pie, abatido, junto al poney, y no respondió. Bill, como si entendiera lo que estaba ocurriendo, se frotó contra Sam, pasándole el hocico por la oreja. Sam se echó a llorar y tironeó de las correas, descargando los bultos del poney y echándolos a tierra. Los otros sacaron todo, haciendo una pila de lo que podían dejar y repartiéndose el resto.

    Luego se volvieron a mirar a Gandalf. Parecía que el mago no hubiera hecho nada. Estaba de pie entre los árboles mirando la pared desnuda del risco, como si quisiera abrir un agujero con los ojos. Gimli iba de un lado a otro, golpeando la piedra aquí y allá con el hacha. Legolas se apretaba contra la pared, como escuchando.

    -Bueno, aquí estamos, todos listos -dijo Merry-, ¿pero dónde están las puertas? No veo ninguna indicación.

    -Las puertas de los enanos no se hicieron para ser vistas, cuando están cerradas -dijo Gimli-. Son invisibles. Ni siquiera los amos de estas puertas pueden encontrarlas o abrirlas, si el secreto se pierde.

    -Pero ésta no se hizo para que fuera un secreto, conocido sólo por los enanos -dijo Gandalf, volviendo de súbito a la vida y dando media vuelta-. Si las cosas no cambiaron aquí demasiado, un par de ojos que sabe lo que busca tendría que encontrar los signos.

    Fue otra vez hacia la pared. Justo entre la sombra de los árboles había un espacio liso y Gandalf pasó por allí las manos de un lado a otro, murmurando entre dientes. Luego dio un paso atrás.

    -¡Mirad! -dijo-. ¿Veis algo ahora?



    La luna brillaba en ese momento sobre la superficie de roca gris; pero durante un rato no vieron nada nuevo. Luego lentamente, en el sitio donde el mago había puesto las manos, aparecieron unas líneas débiles, como delgadas vetas de plata que corrían por la piedra. Al principio no eran más que hilos pálidos, como unos centelleos a la luz plena de la luna, pero poco a poco se hicieron más anchos y claros, hasta que al fin se pudo distinguir un dibujo.

    Arriba, donde Gandalf ya apenas podía alcanzar, había un arco de letras entrelazadas en caracteres élficos. Abajo, aunque los trazos estaban en muchos sitios borrados o rotos, podían verse los contornos de un yunque y un martillo y sobre ellos una corona con siete estrellas. Más abajo había dos árboles y cada uno tenía una luna creciente. Más clara que todo el resto una estrella de muchos rayos brillaba en medio de la puerta.

    -¡Son emblemas de Durin! -exclamó Gimli.

    -¡Y ese es el árbol de los Altos Elfos! -dijo Legolas.

    -Y la estrella de la Casa de Fëanor -dijo Gandalf -. Están labrados en ithildin que sólo refleja la luz de las estrellas y la luna y que duerme hasta el momento en que alguien lo toca pronunciando ciertas palabras que en la Tierra Media se olvidaron tiempo atrás. Las oí hace ya muchos años y tuve que concentrarme para recordarlas.

    -¿Qué dice la escritura? -preguntó Frodo mientras trataba de descifrar la inscripción en el arco-. Pensé que conocía las letras élficas, pero éstas no las puedo leer.

    -Está escrito en una lengua élfica del Oeste de la Tierra Media en los Días Antiguos -respondió Gandalf -. Pero no dicen nada de importancia para nosotros. Dicen sólo Las Puertas de Durin, Señor de Moria. Habla, amigo y entra. Y más abajo en caracteres pequeños y débiles está escrito: Yo, Narvi, construí estas puertas. Celebrimbor de Acebeda grabó estos signos.

    -¿Qué significa habla, amigo y entra? -preguntó Merry.

    -Es bastante claro -dijo Gimli-. Si eres un amigo, dices la contraseña y las puertas se abren y puedes entrar.

    -Sí -dijo Gandalf -, es probable que estas puertas estén gobernadas por palabras. Algunas puertas de enanos se abren sólo en ocasiones especiales, o para algunas personas en particular, y a veces hay que recurrir a cerraduras y llaves aun conociendo las palabras y el momento oportuno. Esta puerta no tiene llave. En los tiempos de Durin no eran secretas. Estaban de ordinario abiertas y los guardias vigilaban aquí. Pero si estaban cerradas, cualquiera que conociese la contraseña podía decirla y pasar. Al menos eso es lo que se cuenta, ¿no es así, Gimli?

    -Así es -dijo el enano-, pero qué palabra era ésa, nadie lo sabe. Narvi y el arte de Narvi y todos los suyos han desaparecido de la faz de la tierra.

    -¿Pero tú no conoces la palabra, Gandalf? -preguntó Boromir sorprendido.

    -¡No! -dijo el mago.

    Los otros parecieron consternados; sólo Aragorn, que había tratado largo tiempo a Gandalf, permaneció callado e impasible.

    -¿De qué sirve entonces habernos traído a este maldito lugar? -exclamó Boromir, echando una ojeada al agua oscura y estremeciéndose-. Nos dijiste que una vez atravesaste las Minas. ¿Cómo fue posible si no sabes cómo entrar?

    -La respuesta a tu primera pregunta, Boromir -dijo el mago- es que no conozco la palabra... todavía. Pero pronto atenderemos a eso. Y -añadió y los ojos le chispearon bajo las cejas erizadas- puedes preguntar de qué sirven mis actos cuando hayamos comprobado que son del todo inútiles. En cuanto a tu otra pregunta: ¿dudas de mi relato? ¿O has perdido la facultad de razonar? No entré por aquí. Vine del Este.

    »Si deseas saberlo, te diré que estas puertas se abren hacia afuera. Puedes abrirlas desde dentro empujándolas con las manos. Desde fuera nada las moverá excepto la contraseña indicada. No es posible forzarlas hacia adentro.

    -¿Qué vas a hacer entonces? -preguntó Pippin a quien no intimidaban las pobladas cejas del mago.

    -Golpear a las puertas con tu cabeza, Peregrin Tuk - dijo Gandalf

    Y si eso no las echa abajo, tendré por lo menos un poco de paz, sin nadie que me haga preguntas estúpidas. Buscaré la contraseña.

    »Conocí en un tiempo todas las fórmulas mágicas que se usaron alguna vez para estos casos, en las lenguas de los elfos, de los hombres, o de los orcos. Aún recuerdo unas doscientas sin necesidad de esforzarme mucho. Pero sólo se necesitarán unas pocas pruebas, me parece, y no tendré que recurrir a Gimli y a esa lengua secreta de los enanos que no enseñan a nadie. Las palabras que abren la puerta son élficas, sin duda, como la escritura del arco.

    Se acercó otra vez a la roca y tocó ligeramente con la vara la estrella de plata del medio, bajo el signo del yunque, y dijo con una voz perentoria:



    Annon edhellen, edro hi ammen!

    Fennas nogothrim, lasto beth lammen!



    Las líneas de plata se apagaron, pero la piedra gris y desnuda no se movió.

    Muchas veces repitió estas palabras, en distinto orden, o las cambió. Luego probó diversas fórmulas, una tras otra, hablando ahora más rápido y más alto, ahora más bajo y más lentamente. Luego dijo muchas palabras sueltas en élfico. Nada ocurrió. La cima del risco se perdió en la noche, las estrellas innumerables se encendieron allá arriba, sopló un viento frío y las puertas continuaron cerradas.

    Gandalf se acercó de nuevo a la pared y alzando los brazos habló con voz de mando, cada vez más colérico. Edro! Edro!, exclamó, golpeando la piedra con la vara. ¡Ábrete! ¡Ábrete!, gritó y continuó con todas las órdenes de todos los lenguajes que alguna vez se habían hablado al oeste de la Tierra Media. Al fin arrojó la vara al suelo y se sentó en silencio.

    El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo Libro segundo Capitulo 4º: Un viaje en la oscuridad.

    Un poco largo, pero esta escena siempre me ha parecido mitica.
    Me gusta A Phoenix, pues_eso, Sr. Ojete le gusta esto
    La esperanza es el primer paso hacia la decepción.

  2. #32
    ForoParalelo: 100tifico Avatar de Stefan vonKessel
    Registro
    29 sep, 13
    Ubicación
    XXXG-00W0
    Mensajes
    14,444
    En ese instante el viento les trajo desde muy lejos el aullido de los lobos. Bill el poney se sobresaltó, asustado, y Sam corrió a él y le habló en voz baja.

    -¡No dejes que se escape! -dijo Boromir-. Parece que pronto lo necesitaremos, si antes no nos descubren los lobos. ¡Cómo odio esta laguna siniestra!

    Inclinándose, recogió una piedra grande y la arrojó lejos al agua oscura. La piedra desapareció con un suave chapoteo, pero casi al mismo tiempo se oyó un silbido y un sonido burbujeante. Unos grandes anillos de ondas aparecieron en la superficie más allá del sitio donde había caído la piedra y se acercaron lentamente a los pies del risco.

    -¿Por qué hiciste eso, Boromir? -dijo Frodo-. Yo también odio este lugar y tengo miedo. No sé de qué: no de los lobos, o de la oscuridad que espera detrás de las puertas; de otra cosa. Tengo miedo de la laguna. ¡No la perturbes!

    -¡Ojalá pudiéramos irnos! -dijo Merry.

    -¿Por qué Gandalf no hace algo? -dijo Pippin.

    Gandalf no les prestaba atención. Sentado, cabizbajo, parecía desesperado, o inquieto. El aullido lúgubre de los lobos se oyó otra vez. Las ondas de agua crecieron y se acercaron; algunas lamían ya la costa.

    De pronto, tan de improviso que todos se sobresaltaron, el mago se incorporó vivamente. ¡Se reía!

    -¡Lo tengo! -gritó-. ¡Claro, claro! De una absurda simpleza, como todos los acertijos una vez que encontraste la solución.

    Recogiendo la vara y de pie ante la roca, dijo con voz clara: -Mellon!

    La estrella brilló brevemente y se apagó. En seguida, en silencio, se dibujó una gran puerta, aunque hasta entonces no habían sido visibles ni grietas ni junturas. Se dividió lentamente en el medio y se abrió hacia afuera pulgada a pulgada hasta que ambas hojas se apoyaron contra la pared. A través de la abertura pudieron ver una escalera sombría y empinada, pero más allá de los primeros escalones la oscuridad era más profunda que la noche. La Compañía miraba con ojos muy abiertos.

    -Después de todo, yo estaba equivocado - dijo Gandalf - y también Gimli. Merry, quién lo hubiese creído, encontró la buena pista. ¡La contraseña estaba inscrita en el arco! La traducción tenía que haber sido: Di «amigo» y entra. Sólo tuve que pronunciar la palabra amigo en élfico y las puertas se abrieron. Simple, demasiado simple para un docto maestro en estos días sospechosos. Aquellos eran tiempos más felices. ¡Bueno, vamos!
    Me gusta A Sr. Ojete le gusta esto
    La esperanza es el primer paso hacia la decepción.

  3. #33
    Al pasar frente al cuarto de coser vio por la ventana a una mujer mayor y a una niña, sentadas es dos sillas muy juntas, y ambas siguiendo la lectura en el mismo libro que la mujer mantenia abierto en el regazo. La lección no se interrumpió, pero la niña levantó la vista para ver quién pasaba por la ventana, y esa mirada casual fue el origen de un cataclismo de amor que medio siglo después aún no había terminado.

    Gabriel Garcia Marquez - El amor en los tiempos del colera
    Me gusta A Diggernick, Bathory, Javi97 le gusta esto

  4. #34
    ForoParalelo: 100tifico Avatar de Stefan vonKessel
    Registro
    29 sep, 13
    Ubicación
    XXXG-00W0
    Mensajes
    14,444
    Ya caía la noche cuando habían entrado en las Minas. Habían caminado durante horas, haciendo breves escalas, y Gandalf tropezó de pronto con el primer problema serio. Ante él se alzaba un arco amplio y oscuro que se abría en tres pasajes; todos iban en la misma dirección, hacia el este; pero el pasaje de la izquierda bajaba bruscamente, el de la derecha subía, y el del medio parecía correr en línea recta, liso y llano, pero muy angosto.

    -¡No tengo ningún recuerdo de este sitio! -dijo Gandalf titubeando hacia el arco. Sostuvo en alto la vara con la esperanza de encontrar alguna marca o inscripción que lo ayudara a elegir, pero no había nada de esta especie-. Estoy demasiado cansado para decidir -dijo, moviendo la cabeza-. Y supongo que todos vosotros estáis tan cansados como yo, o más. Mejor que nos detengamos aquí por lo que queda de la noche. ¡Sé que me entendéis! Aquí está siempre oscuro, pero fuera la luna tardía va hacia el oeste y la medianoche ha quedado atrás.

    -¡Pobre viejo Bill! -dijo Sam-. Me pregunto dónde anda. Espero que esos lobos todavía no lo hayan atrapado.

    A la izquierda del gran arco encontraron una puerta de piedra; estaba a medio cerrar pero un leve empellón la abrió fácilmente. Más allá parecía haber una sala amplia tallada en la roca.

    -¡Tranquilos! ¡Tranquilos! -exclamó Gandalf mientras Merry y Pippin empujaban hacia adelante, contentos de haber encontrado un sitio donde podían descansar sintiéndose más amparados que en el corredor-. Tranquilos. Todavía no sabéis lo que hay dentro. Iré primero.

    Entró con cuidado y los otros lo siguieron en fila.

    -¡Mirad! -dijo apuntando al suelo con la vara.

    Todos miraron y vieron un agujero grande y redondo, como la boca de un pozo. Unas cadenas rotas y oxidadas colgaban de los bordes y bajaban al pozo negro. Cerca había unos trozos de piedra.

    -Uno de vosotros pudo haber caído aquí y todavía estaría preguntándose cuándo golpearía el fondo -le dijo Aragorn a Merry-. Deja que el guía vaya delante, mientras tienes uno.

    -Esto parece haber sido una sala de guardia, destinada a la vigilancia de los tres pasadizos -dijo Gimli-. El agujero es evidentemente un pozo para uso de los guardias y que se tapaba con una losa de piedra. Pero la losa está rota y hay que tener cuidado en la oscuridad.

    Pippin se sentía curiosamente atraído por el pozo. Mientras los otros desenrollaban mantas y preparaban camas contra las paredes del recinto, se arrastró hasta el borde y se asomó. Un aire helado pareció pegarle en la cara, como subiendo de profundidades invisibles. Movido por un súbito impulso repentino, tanteó alrededor buscando una piedra suelta y la dejó caer. Sintió que el corazón le latía muchas veces antes que hubiera algún sonido. Luego, muy abajo, como si la piedra hubiera caído en las aguas profundas de algún lugar cavernoso, se oyó un pluf, muy distante, pero amplificado y repetido en el hueco del pozo.

    -¿Qué es eso? -exclamó Gandalf. Se mostró un instante aliviado cuando Pippin confesó lo que había hecho, pero en seguida montó en cólera y Pippin pudo ver que le relampagueaban los ojos-. ¡Tuk estúpido! -gruñó el mago-. Este es un viaje serio y no una excursión hobbit. Tírate tú mismo la próxima vez y no molestarás más. ¡Ahora quédate quieto!
    La esperanza es el primer paso hacia la decepción.

  5. #35
    Deidad Avatar de Diggernick
    Registro
    08 dic, 13
    Ubicación
    Recalculando...
    Mensajes
    39,994
    No es nada del otro mundo pero quería aportar algo, Young Sánchez de Ignacio Aldecoa:

    Paco pensó que su hermana era una chica con mala suerte. Lo único bonito que tenía era la voz. A veces le daba como pena mirarla. Una chica fea, acaso muy fea de rostro, con un cuerpo basto, donde el vientre se hincaba y las caderas se ensanchaban casi cuadradas… Una chica fea, con conciencia de que era fea. Humillada por su fealdad. Acabada por su fealdad. Pensó en lo importante que era para una muchacha pobre ser guapa. En la belleza estribaban todas las posibilidades de mejorar de vida. Buenos empleos y hasta un buen matrimonio. Una chica pobre, fea, equivalía un muchacho pobre, débil. Paco se palpó loa músculos de los antebrazos. A cada movimiento que hacía para calzarse, el jergón crujía. Abrió la pierna cuando tuvo puesto el pantalón, y le llegó el olor de la comida.
    DIDNEY WORLLLL

  6. #36
    Recolector de heces Avatar de Cagüen10
    Registro
    22 sep, 14
    Ubicación
    Núcleo de Urano
    Mensajes
    13,345
    "Sin arcada, no hay mamada."


    Agustín de Hipona

  7. #37
    Tecnicamente, no. Avatar de macdams
    Registro
    20 may, 13
    Mensajes
    8,442
    —Hubo un tiempo en que nuestros antepasados nos presentaban en sus novelas acerca del futuro como unos seres débiles, raquíticos, de cráneo desmesurado. A pesar de los millones de animales torturados y muertos por ellos, tardaron mucho en comprender el mecanismo cerebral humano, porque metían el bisturí donde hacían falta finos instrumentos de medición, sumamente precisos en escala molecular y atómica. Ahora sabemos ya que una gran actividad de la razón requiere un cuerpo robusto, pleno de energía vital, pero ese cuerpo engendra fuertes emociones.

    —Y nosotros seguimos viviendo encadenados por la razón —asintió Chara

    La Nebulosa De Andrómeda - Iván Efremov
    Me gusta A Diggernick le gusta esto
    … my masters discovered something abnormal with my mechanical control system. …I’m aware that I might not survive this lunar night…

  8. #38
    Deidad Avatar de Diggernick
    Registro
    08 dic, 13
    Ubicación
    Recalculando...
    Mensajes
    39,994
    ¿Podrá la humanidad algún día, sin el gasto neto de energía, devolver al Sol toda su juventud aún después que haya muerto de viejo?

    Isaac Asimov - La última pregunta.
    Me gusta A Sr. Ojete, Usuario462811312 le gusta esto
    DIDNEY WORLLLL

  9. #39
    ForoParalelo: 100tifico Avatar de Stefan vonKessel
    Registro
    29 sep, 13
    Ubicación
    XXXG-00W0
    Mensajes
    14,444
    La Galia está dividida en tres partes: una que habitan los belgas, otra los aquitanos, la tercera los que en su lengua se llaman celtas y en la nuestra galos. Todos estos se diferencian entre sí en lenguaje, costumbres y leyes. A los galos separa de los aquitanos el río Carona, de los belgas el Marne y Sena. Los más valientes de todos son los belgas, porque viven muy remotos del fausto y delicadeza de nuestra provincia; y rarísima vez llegan allá los mercaderes con cosas a propósito para enflaquecer los bríos; y por estar vecinos a los germanos, que moran a la otra parte del Rin, con quienes traen continua guerra. Ésta es también la causa porque los helvecios se aventajan en valor a los otros galos, pues casi todos los días vienen a las manos con los germanos, ya cubriendo sus propias fronteras, ya invadiendo las ajenas. La parte que hemos dicho ocupan los galos comienza del río Ródano, confina con el Carona, el Océano y el país de los belgas; por el de los secuanos y helvecios toca en el Rin, inclinándose al Norte. Los belgas toman su principio de los últimos límites de la Galia, dilatándose hasta el Bajo Rin, mirando al Septentrión y al Oriente. La Aquitania entre Poniente y Norte por el río Carona se extiende hasta los montes Pirineos, y aquella parte del Océano que baña a España.

    La Guerra de las Galias, Julio Cesar.
    Me gusta A Diggernick le gusta esto
    Última edición por Stefan vonKessel; 21/10/2014 a las 23:57
    La esperanza es el primer paso hacia la decepción.

  10. #40
    ForoParalelo: 100tifico Avatar de Stefan vonKessel
    Registro
    29 sep, 13
    Ubicación
    XXXG-00W0
    Mensajes
    14,444
    En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero-hobbit, y eso significa comodidad.

    Tenía una puerta redonda, perfecta como un ojo de buey, pintada de verde, con una manilla de bronce dorada y brillante, justo en el medio. La puerta se abría a un vestíbulo cilíndrico, como un túnel: un túnel muy cómodo, sin humos, con paredes revestidas de madera y suelos enlosados y alfombrados, provisto de sillas barnizadas, y montones y montones de perchas para sombreros y abrigos; el hobbit era aficionado a las visitas. El túnel se extendía serpeando, y penetraba bastante, pero no directamente, en la ladera de la colina —La Colina, como la llamaba toda la gente de muchas millas alrededor—, y muchas puertecitas redondas se abrían en él, primero a un lado y luego al otro. Nada de subir escaleras para el hobbit: dormitorios, cuartos de baño, bodegas, despensas (muchas), armarios (habitaciones enteras dedicadas a ropa), cocinas. Comedores, se encontraban en la misma planta, y en verdad en el mismo pasillo. Las mejores habitaciones estaban todas a la izquierda de la puerta principal, pues eran las únicas que tenían ventanas, ventanas redondas, profundamente excavadas, que miraban al jardín y los prados de más allá, camino del río.

    El Hobbit, Capitulo 1: Una Tertulia Inesperada.
    Me gusta A Diggernick le gusta esto
    La esperanza es el primer paso hacia la decepción.

  11. #41
    Me llamo Publio
    Registro
    10 abr, 14
    Ubicación
    Roma/Arizona
    Mensajes
    8,121
    Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. Lo dejo suelto y se va al prado y acaricia tibiamente, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas... Lo llamo dulcemente: ¿Platero?, y viene a mí con un trotecillo alegre, que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal...
    Me gusta A Diggernick le gusta esto

  12. #42
    Ser en la vida romero Avatar de pues_eso
    Registro
    27 ago, 13
    Ubicación
    Caminos nuevos
    Mensajes
    17,698
    Bueno, a ver si me animo a poner unos cuantos fragmentos que me han gustado especialmente; son de libros bastante conocidos. Como habéis venido haciendo, pondré uno por mensaje porque me gusta ver este tema en la palestra.

    Este lo escuché en alguna serie si no recuerdo mal y me gustó; Hamlet no me lo he leído.

    Neither a borrower nor a lender be;
    For loan oft loses both itself and friend,
    And borrowing dulls the edge of husbandry.


    Hamlet
    ¿Por qué, pues has llagado aqueste corazón, no le sanaste? Y, pues me le has robado, ¿por qué así le dejaste, y no tomas el robo que robaste?

  13. #43
    Ser en la vida romero Avatar de pues_eso
    Registro
    27 ago, 13
    Ubicación
    Caminos nuevos
    Mensajes
    17,698
    L'étranger de Camus

    Un hombre había salido de una aldea checa para hacer fortuna. Al cabo de veinticinco años, había regresado, rico, con una mujer y un niño. Su madre regentaba un hotel con su hermana en una aldea natal. Para darles una sorpresa, dejó a su mujer y a su hijo en otro alojamiento y fue al hotel de su madre, que no lo reconoció cuando entró. Por broma, tomó una habitación. Había dejado ver su dinero. Durante la noche, su madre y su hermana lo asesinaron a martillazos para robarle y arrojaron su cuerpo al río. Por la mañana vino la mujer y reveló sin darse cuenta la identidad del viajero. La madre se ahorcó. La hermana se arrojó al río. Debí leer esta historia miles de veces. Por una parte, era inverosímil. Por otra, natural. Me parecía, de todos modos, que el viajero lo había merecido un poco y que nunca se debe jugar.

    Il avait la figure en sang. Je lui ai demandé s'il avait son compte. Il m'a dit : « Oui. » Pendant tout ce temps, Sintès arrangeait son pansement. J'étais assis sur le lit. Il m'a dit : « Vous voyez que je ne l'ai pas cherché. C'est lui qui m'a manqué. » C'était vrai et je l'ai reconnu. Alors il m'a déclaré que, justement, il voulait me demander un conseil au sujet de cette affaire, que moi, j'étais un homme, je connaissais la vie, que je pouvais l'aider et qu'ensuite il serait mon copain. Je n'ai rien dit et il m'a demandé encore si je voulais être son copain. J'ai dit que ça m'était égal : il a eu l'air content. Il a sorti du boudin, il l'a fait cuire à la poêle, et il a installé des verres, des assiettes, des couverts et deux bouteilles de vin. Tout cela en silence. Puis nous nous sommes installés.
    Me gusta A Usuario462811312, Diggernick le gusta esto
    ¿Por qué, pues has llagado aqueste corazón, no le sanaste? Y, pues me le has robado, ¿por qué así le dejaste, y no tomas el robo que robaste?

  14. #44
    Ser en la vida romero Avatar de pues_eso
    Registro
    27 ago, 13
    Ubicación
    Caminos nuevos
    Mensajes
    17,698
    1984

    The mask was closing on his face. The wire brushed his cheek. And then — no, it was not relief, only hope, a tiny fragment of hope. Too late, perhaps too late. But he had suddenly understood that in the whole world there was just ONE person to whom he could transfer his punishment — ONE body that he could thrust between himself and the rats. And he was shouting frantically, over and over.
    ‘Do it to Julia! Do it to Julia! Not me! Julia! I don’t care what you do to her. Tear her face off, strip her to the bones. Not me! Julia! Not me!’

    Winston and Julia had promised that no matter what, they would always love each other and would never give in to the Ministry of Love's treatments, that they would never betray each other. But the pain was so horrible that it forced all love and promises out of their heads, and they were forced to hate each other. He sold her and she sold him, in a coffee shop called the Chestnut Tree. " 'Sometimes' she said, ' they threaten you with something- something you can't stand up to, can't even think about. And then you say, 'Don't do it to me, do it to so-and-so.' And perhaps you might pretend, afterwards, that it was only a trick and that you just said it make them stop and didn't really mean it. But that isn't true. At the time when it happens you do mean it.....there's no other way of saving yourself...to save yourself that way....you want it to happen to the other person. You don't give a damn what they suffer. All you care about is yourself.'
    Me gusta A Sr. Ojete, ghosthit le gusta esto
    ¿Por qué, pues has llagado aqueste corazón, no le sanaste? Y, pues me le has robado, ¿por qué así le dejaste, y no tomas el robo que robaste?

  15. #45
    En cierta ocasión, siendo niño, me regalaron una pareja de conejillos de India, a los que, con alguna dificultad, acabé por querer como hermanos. Pues bien, los dos conejillos se instalaron en nuestra bodega y un día aciago descubrí que el suelo de la cueva se hallaba materialmente cubierto de diminutas criaturas. Entonces no tenía un corazón tan grande como ahora y sólo era capaz de amar un máximo de treinta o cuarenta conejillos. Me quedé perplejo. ¿Hay alguien que sepa lo que es permanecer perplejo toda una tarde ante noventa y seis conejillos de India? -*Véndelos -sugirió mi hermano Harpo. -*Si es esto cuanto tienes que decir -repliqué- no es preciso que te molestes en volver a hablar. A partir de entonces, Harpo ha permanecido silencioso, cosa que me ha complacido como nadie pueda figurarse.

    Memorias de un amante sarnoso, Groucho Marx.

  16. #46
    Las distinciones políticas engendran necesariamente las diferencias civiles. La desigualdad, creciendo entre el pueblo y sus jefes, bien pronto se deja sentir entre los particulares, modificándose de mil maneras, según las pasiones, los talentos y las circunstancias. El magistrado no podría usurpar un poder ilegítimo sin rodearse de criaturas a su hechura, a las cuales tiene que ceder una parte. Por otro lado, los ciudadanos no se dejan oprimir sino arrastrados por una ciega ambición, y, mirando más hacia el suelo que hacia el cielo, la dominación les parece mejor que la independencia, y consienten llevar cadenas para poder imponerlas a su vez. Es muy difícil someter a la obediencia a aquel que no busca mandar, y el político más astuto no hallaría el modo de sojuzgar a unos hombres que sólo quisieran conservar su libertad. Pero la desigualdad se extiende sin trabajo entre las almas ambiciosas y viles, dispuestas siempre a correr los riesgos de la fortuna y a dominar u obedecer casi indiferentemente, según que la fortuna les sea favorable o adversa. Así, sucedió que pudo llegar un tiempo en que el pueblo estaba de tal modo fascinado, que sus conductores no tenían más que decir al más ínfimo de los hombres «¡sé grande tú y toda tu raza!», para que al instante pareciese grande a todo el mundo y a sus propios ojos y sus descendientes se elevaran a medida que se alejaban de él; cuanto más lejana e incierta era la causa, más aumentaba el efecto; cuantos más holgazanes podían contarse en una familia, más ilustre era.

    Discurso sobre el origen de la desigualdad entre los hombres, Rousseau.
    Me gusta A Diggernick, Bathory le gusta esto

  17. #47
    Cuando tenemos un libro en la mano, preguntémonos: ¿contiene algún razonamiento abstracto referente a tamaños y cifras? No. ¿Contiene algún razonamiento de experiencia referente a hechos y existencia? No. Entonces déjaselo a las llamas, pues no contiene más que pedantería y quimeras.

    Frase de Hume sacada del libro El Mundo de Sofía, de Jostein Gaarder.
    Me gusta A Diggernick, Bathory le gusta esto

  18. #48
    Ser en la vida romero Avatar de pues_eso
    Registro
    27 ago, 13
    Ubicación
    Caminos nuevos
    Mensajes
    17,698
    Los miserables


    +Myriel debía sufrir la suerte de todo recién llegado a una población pequeña, donde hay muchas bocas que hablan y pocas cabezas que piensan.

    +Un dia oyó relatar en un salón una causa célebre que se estaba instruyendo, y que muy pronto debia sentenciarse. Un infeliz, por amor a una mujer y al hijo que de ella tenia, y falto de todo recurso, había acuñado moneda falsa. En aquella época se castigaba aún este delito con pena de muerte. La mujer había sido presa al poner en circulación la primera moneda falsa fabricada por el hombre. Se la habia preso, pero no habia pruebas contra ella. Sólo ella podía declarar contra su amante y perderle confesando. Negó; siguió la causa: se obstinó en negar; al fiscal le ocurrió la idea de suponer una infidelidad del amante; y con fragmentos de cartas sabiamente combinados, consiguió persuadir a aquella desgraciada de que tenia una rival, y de que aquel hombre la engañaba. Entonces, exasperada por los celos, denunció a su amante, lo confesó todo, y todo lo probó. Aquel hombre estaba perdido. Próximamente iba a ser juzgado en Aix con su cómplice. Se referia el hecho, y todo el mundo se estasiaba ante la habilidad del representante del ministerio público. Poniendo en juego los celos, había hecho aparecer la verdad por medio de la cólera, y se iba a hacer justicia, gracias al sentimiento de la venganza. El obispo oía todo esto en silencio. Cuando concluyó la relación, preguntó:

    —¿Dónde se juzgará á ese hombre y á esa mujer?
    —En el tribunal de Asisias. Y replicó:
    —¿Y dónde juzgarán al fiscal?
    Me gusta A Diggernick, Sr. Ojete le gusta esto
    ¿Por qué, pues has llagado aqueste corazón, no le sanaste? Y, pues me le has robado, ¿por qué así le dejaste, y no tomas el robo que robaste?

  19. #49
    Ser en la vida romero Avatar de pues_eso
    Registro
    27 ago, 13
    Ubicación
    Caminos nuevos
    Mensajes
    17,698
    Sigo con Los miserables.

    -Hay más alegría en el cielo por las lágrimas de un pecador arrepentido, que por la blanca vestidura de cien justos. Si salís de ese lugar de dolores con pensamientos de odio y de cólera contra los hombres, seréis digno de lástima; pero si salís con pensamientos de caridad, de dulzura y de paz valdréis más que todos nosotros.

    -Se dice que en toda camada de lobos hay un perro, al que la loba mata, porque si lo deja vivir al crecer devoraría a los demás cachorros. Dad un rostro humano a este perro hijo de loba y tendréis el retrato de aquel hombre.
    Me gusta A Diggernick le gusta esto
    ¿Por qué, pues has llagado aqueste corazón, no le sanaste? Y, pues me le has robado, ¿por qué así le dejaste, y no tomas el robo que robaste?

  20. #50
    No debemos soltar nuestra propia subjetividad sobre los cuadros haciendo de éstos su vehículo. Debemos empezar por dejar a un lado, en lo posible, nuestros prejuicios, nuestros intereses y nuestras asociaciones mentales.
    Debemos hacer sitio para el Marte y Venus de Botticelli, o para la Crucifixión de Cimabue, despojándonos de nuestras propias imágenes. Después de este esfuerzo negativo, el positivo. Debemos usar nuestros ojos. Debemos mirar y seguir mirando hasta que hayamos visto exactamente lo que tenemos delante.
    Nos instalamos ante un cuadro para que éste nos haga algo, no para hacer nosotros algo con él. Lo primero que exige toda obra de arte es una entrega. Mirar. Escuchar. Recibir. Apartarse uno mismo del camino. (No vale preguntarse primero si la obra que se tiene delante merece esa entrega, porque sin haberse entregado es imposible descubrirlo.) Lo que debemos dejar a un lado no son sólo nuestras propias "ideas" sobre, por ejemplo, Marte y Venus. Con eso sólo haríamos sitio para las "ideas" de Botticelli, en el mismo sentido de la palabra. Sólo recibiríamos aquellos elementos de su invención que comparte con el poeta. Pero, como se trata ante todo de un pintor y no de un poeta, eso sería erróneo. Lo que debemos recibir es su invención específicamente pictórica: aquello que, con los volúmenes, colores y líneas, crea la compleja armonía del cuadro en su conjunto.

    La experiencia de leer, C.S. Lewis.
    Me gusta A Diggernick, Bathory le gusta esto
    Última edición por Usuario348160815; 04/11/2014 a las 19:58

  21. #51
    Ser en la vida romero Avatar de pues_eso
    Registro
    27 ago, 13
    Ubicación
    Caminos nuevos
    Mensajes
    17,698
    Más de Los miserables:

    El hombre de la casaquilla y las almadreñas vivía en 1817 en el más pequeño de estos cercados, y en la más humilde de todas estas casas. Vivía solo y solitario, silenciosa y pobremente con una criada, que no era ni joven ni vieja, ni bonita ni fea, ni campesina ni cortesana. El cuadrado de tierra que llamaba su jardín tenía fama en el pueblo por la belleza de las flores que cultivaba, porque las flores eran toda su ocupación. A fuerza de trabajo, de perseverancia, de cuidado y de cubos de agua, había conseguido crear, después del Creador, y había inventado algunos tulipanes y ciertas dalias, que parecían haber sido olvidadas por la naturaleza. Era ingenioso; había descubierto antes que Soulange Bodin la formación de montecillos de tierra de brezo para cultivar los raros y preciosos arbustos de América y de China. En el verano, desde que asomaba el día, estaba en su jardín, cavando, cortando, escardando, segando, andando por medio de sus flores con cierto aspecto de bondad, de tristeza y de dulzura; a veces se quedaba pensativo e inmóvil horas enteras, escuchando el canto de un pájaro en un árbol, o el ruido de un niño en una casa; a veces con los ojos fijos en el extremo de la hojilla de una hierba, en alguna gota de rocío convertida por los rayos del sol en un rubí. Comía muy frugalmente, y bebía más leche que vino: cedía ante un niño, y le regañaba su criada. Era tímido hasta parecer arisco; salía muy poco, y no veía a nadie más que a los pobres que llamaban a su ventana, y al padre Mabeuf, el cura, que era un buen hombre de bastante edad. Sin embargo, si algún convecino o forastero llamaba a su puerta, deseando ver sus tulipanes y sus rosas, abría sonriéndose. Este era el "bandido del Loira".
    Me gusta A Diggernick le gusta esto
    ¿Por qué, pues has llagado aqueste corazón, no le sanaste? Y, pues me le has robado, ¿por qué así le dejaste, y no tomas el robo que robaste?

  22. #52
    Ser en la vida romero Avatar de pues_eso
    Registro
    27 ago, 13
    Ubicación
    Caminos nuevos
    Mensajes
    17,698
    Los miserables:

    La vida es una decoración en que hay muy poco practicable. La felicidad es una ventana vieja pintada sólo por un lado. El Eclesiástico dice: Todo es vanidad, y pienso como este buen hombre que, tal vez, no ha existido jamás. El cero, no queriendo ir desnudo, se ha vestido de vanidad. ¡Oh vanidad, que todo lo revistes de palabras grandes! Una cocina es un laboratorio; un bailarín, un profesor; un saltimbanqui, un gimnasta; un boxeador un pugilista; un boticario, un químico; un peluquero, un artista; un albañil, un arquitecto; un jockey; un sportman; un escarabajo, un pletirigibranquio. La vanidad tiene derecho y revés; el derecho es tonto, es el negro con sus cuentas de cristal; el revés es necio, es el filósofo con sus andrajos. Lloro por el uno y me río del otro.
    Me gusta A Diggernick le gusta esto
    ¿Por qué, pues has llagado aqueste corazón, no le sanaste? Y, pues me le has robado, ¿por qué así le dejaste, y no tomas el robo que robaste?

  23. #53
    Yo voy soñando caminos
    de la tarde. ¡Las colinas
    doradas, los verdes pinos,
    las polvorientas encinas! ...
    ¿Adónde el camino irá?
    Yo voy cantando, viajero
    a lo largo del sendero...
    —La tarde cayendo está—.
    «En el corazón tenía
    la espina de una pasión;
    logré arrancármela un día,
    ya no siento el corazón.»

    Y todo el campo un momento
    se queda, mudo y sombrío,
    meditando. Suena el viento
    en los álamos del río.

    La tarde más se oscurece;
    y el camino que serpea
    y débilmente blanquea
    se enturbia y desaparece.

    Mi cantar vuelve a plañir:
    «Aguda espina dorada,
    quién te pudiera sentir
    en el corazón clavada.»

    Yo voy soñando caminos, Antonio Machado.
    Me gusta A pues_eso, Usuario462811312 le gusta esto

  24. #54
    A ver si retomo esto.

  25. #55
    AutoBanned
    Registro
    19 sep, 13
    Ubicación
    La Comarca.
    Mensajes
    2,134

    Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca.
    Voy dibujándola como si saliera de mi mano,
    como si por primera vez tu boca se entreabriera,
    y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar.

    Hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara,
    una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara,
    y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

    Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope,
    nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan,
    se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos.

    Las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura.

    Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo de aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

  26. #56
    Muy bonito, @Enûma Elish.

    No sé si sabes que hay un disco llamado Jazzuela que recopila las canciones que se nombran en Rayuela. Está en Youtube.
    Me gusta A Usuario462811312, Bathory le gusta esto

  27. #57
    AutoBanned
    Registro
    19 sep, 13
    Ubicación
    La Comarca.
    Mensajes
    2,134
    Merci beaucoup @Nick!!!, no conocía ese disco. Encontré
    en Youtube. Está bárbara!. Si cerramos los ojos nos vemos inmersas en la época de la Marelle

    Gracias una vez más por tus hilos
    Me gusta A Usuario348160815, Bathory le gusta esto

  28. #58
    Dos caminos se bifurcaban en un bosque amarillo,
    y lamentablemente no podía recorrer ambos
    siendo un solo viajero; por largo tiempo me detuve
    y contemplé uno de ellos tan lejos como pude
    hasta donde se perdía en la maleza.
    Entonces tomé el otro, tan justo como honesto,
    y teniendo quizá el mejor motivo,
    ya que los pastos estaban más crecidos
    y pedía ser recorrido
    aunque quienes habían pasado por allí
    los habían desgastado casi por igual realmente,
    y esa mañana ambos por igual se tendían
    sobre hojas que ninguna pisada tomaba ennegrecidas.
    ¡Ah, dejaré el primer camino para otro día!
    Y aún sabiendo que un camino conduce a otro,
    dudé si alguna vez debería regresar.
    Y estaré diciendo esto con una visión,
    en alguna parte, de aquí a épocas por venir;
    Dos caminos se bifurcaban en un bosque, y yo,
    yo tomé el menos transitado,
    y eso ha marcado la diferencia.

    El camino no elegido, Robert Frost.
    Me gusta A Diggernick, Usuario462811312 le gusta esto

  29. #59
    Tememos el riesgo de volar por nosotros mismos. Tenemos miedo a la libertad, a la soledad, y preferimos ser esclavos de unos esquemas. Nos atamos voluntariamente, llenándonos de pesadas cadenas, y luego nos quejamos de no ser libres. ¿Quién te tiene que liberar si ni tú mismo eres consciente de tus cadenas?

    Autoliberación interior, Anthony de Mello.
    Me gusta A Diggernick, Usuario462811312 le gusta esto

  30. #60
    AutoBanned
    Registro
    19 sep, 13
    Ubicación
    La Comarca.
    Mensajes
    2,134
    Buenas noches Nick
    Más que fragmento es un poema completo. Creo que pocas veces pocas líneas dijeron tanto...

    Constantin Kavafis - Fui

    Nada me retuvo. Me liberé y fui.
    Hacia placeres que estaban
    tanto en la realidad como en mi ser,
    a través de la noche iluminada.
    Y bebí un vino fuerte, como
    sólo los audaces beben el placer.
    Me gusta A Usuario348160815 le gusta esto

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •